jueves, 26 de enero de 2017

La escucha: el primer peldaño de la comunicación personal.

Encima de un escenario, delante del público, la persona que comunica más no es la que dice mejor su frase, es la que escucha mejor.

Al empezar las clases de teatro, uno de los errores más frecuentes es contar las líneas que tiene tu texto. Crees que, cuántas más palabras, más importante es tu personaje, podrás lucirte más, etc. Y no es así. Depende de tu capacidad de escucha. Haz la prueba. Ponte una buena película, con buenos actores. En algún momento, uno de esos actores o actrices hablará, pero la cámara no lo enfocará. La cámara no nos lo muestra. Lo que vemos es que la cámara está pendiente de la escucha del otro y es su rostro el que aparece en pantalla mientras el primero habla.

Y así es en la vida, en la familia, con tu pareja, en el trabajo… Hablar mucho con los demás no es garantía de comunicarte bien. Sólo quiere decir que has lanzado muchas palabras al aire. Como las semillas, algunas caerán en suelo fértil y otras no.

Lo básico, lo primero, es aprender a escuchar bien. Es el primer peldaño de la comunicación personal.

¿Cómo lo haces? Con la mente no. Eso es seguro. La mente es la que compara, juzga, critica… Escucha con el resto del cuerpo: con la mirada, con los ojos, con las manos, con los oídos, con la piel….

Lleva su tiempo, no te voy a engañar. Pero una vez que lo recuperes, es fácil. En algún momento, por educación e imitando a los adultos, has aprendido a escuchar con la mente. Ahora es el momento que vuelvas a hacerlo de forma orgánica, completa, fluida.

La escucha entendida de esta forma te abre muchas puertas: puertas interiores y puertas hacia los demás. No te pierdas esta aventura.


Nota: el sábado día 4 de febrero imparto un taller sobre la escucha en la comunicación personal: "A flor de piel". Si te interesa, aquí tienes toda la información.



2 comentarios:

Caminarsingluten dijo...

Amiga Margalida una gran entrada, llena de verdad, de realidad. Y es que sabemos hablara mucho, pero como alguien dijo: "dos monólogos, no hacen un diálogo"

Siempre es interesante escucharte, verte y disfrutar de todo lo que transmites.

¡Por cierto! El enlace no funciona

Besotes

Ana y Víctor.

Margalida Albertí dijo...

Muchas gracias por vuestros comentarios. Muy cierto, "dos monólogos, no hacen un diálogo"

Y muchas gracias por el aviso. El enlace ya está en funcionamiento.

Besos y abrazos, amigos.